2 comentarios

Rodar en el horror

PEZ hace dos cosas al mismo tiempo. Las dos son igual de urgentes. Y no hay ningún tipo de virtud especial en esta tarea, se trata tan solo de la consecuencia lógica de un camino que lleva años de andar y una profunda tozudez en ese recorrido.

Se expresa ante el horror mientras recorre la belleza.

A fines de julio publica “Pelea al horror”, un disco fruto de las sensaciones que provoca la coyuntura social y política. Por momentos una forma de plantar bandera y por momentos un viaje que visita otros momentos de la banda. Se pueden leer hermosas reseñas del disco, como la de Eduardo Fabregat, la de Martín Graziano para Zona de obras o la de Roque Casciero para Silencio.

Pero además de dar pelea al horror PEZ rescata la belleza y la importancia de las fuentes del rock de nuestros pagos. Acaba de publicarse “Rodar”, el disco en el que la banda pone el hombro para que Litto Nebbia festeje, recuerde y disfrute sus 50 años con el rock nacional.

Sin dudas se puede combinar belleza y horror, elementos que conviven en nuestra realidad cotidiana. Resulta posible y urgente que los artistas se comprometan en ambas tareas: ponerle la banda de sonido a los momentos difíciles y al mismo tiempo abandonar las miradas que intentan silenciar las bellezas del pasado.

Seguramente muchos que jamás escucharon un disco completo de Nebbia lleguen a él de la mano de una acercamiento constructivo y no desde la vociferación habitual de nuestros días que reza que no hay nada nuevo bajo el sol del rock y que todo tiempo pasado fue mejor. El pasado contiene belleza, pero el presente también, solo hay que saber donde buscar.

Seguramente muchos que jamás escucharon un disco completo de PEZ lleguen a ellos de la mano de un acercamiento que valore y descubra la capacidad de hacer música a contramano del dios mercado y, como muchas otras bandas, por fuera del circuito comercial masivo.

Bienvenido el encuentro. Bienvenidos los que se expresan ante el horror sin dejar de hacerlo mientras recorren la belleza de ayer y de hoy.

2 Comments

  1. Facundo Gastón Gómez

    Hermosa nota, va a ser un placer escuchar un disco entero con la mejor y más silenciosa banda nacional de todos los tiempos, acompañando al gran Lito, un faro al que los Pez siempre apuntaron y tuvieron en su brújula al norte!!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *