Sin comentarios

Dos amenazas

Una tremenda amenaza se acerca, mientras las personas contemplan al vocero. Al percibirla los adultos no hacen más que escapar. Una imagen que atraviesa el bosque, un supuesto peligro inminente, ante semejante espanto no parece existir otra alternativa más que correr. El líder y los espectadores huyen. El desconocimiento, la indiferencia, el miedo, la incapacidad permiten huir.

La amenaza se diluye, el acercamiento permite suponer que no habría mucho a que temer.

El viento al fin serás es la primera canción que conocemos de Lo perdido el disco de Diego Martez que se publica este 14 de julio.

Otra amenaza vive en el tiempo, no posee territorio. Se mueve. Lleva consigo la cultura y la propia historia y carga sobre sí los prejuicios y condenas ajenas. Se mueve. Regresa y se reencuentra con su lugar. Comparte con los suyos el milagro de estar vivo. Pero para el afuera se constituye en amenaza permanente. Mientras agradece, baila a orillas del mediterráneo, del otro lado de la civilización.

Territory es parte del último EP de The Blaze, un dúo francés de música electrónica que está más acostumbrado a hacer excelentes piezas audiovisuales que música para pistas de baile.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *